A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 258

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/dgetp/public_html/system/core/Exceptions.php:171)

Filename: libraries/Session.php

Line Number: 670

Gualey tiene otros caminantes… - Dirección General de Educación Técnico-Profesional
viernes 15 de diciembre 2017

DGETP

Gualey tiene otros caminantes…

Publicado en Vinculación Sectorial el 08 de junio 2011

pintura01“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”, decía el poeta español Antonio Machado para alertar acerca de la necesidad de abrir espacios hacia la ruta democrática.  Así, haciendo caminos van los jóvenes de la Especialidad en Arte del Politécnico Parroquial Santa Ana, en la búsqueda de transformaciones en su barriada, azotada por grupos dedicados al microtráfico de drogas, la hacinación y el ruido ensordecedor de los colmadones. Pero ellos no se detienen, saben muy bien que plasmando sus sentimientos por medio del arte, rompen las barreras que les impone la falta de equidad y la desigualdad social.

Caminan junto a sus profesores Roberto Rubiera y Delfinieves Batista Lapaix, tras la tecnificación artística, la música, la fotografía, la pintura, el barro y el yeso. Son verdaderos artistas consagrados y dedicados que “a manos peladas” han creado obras que merecen ser reconocidas, pero que nadie publica. Creen, entienden y se preparan para cambiar. Están conscientes que avanzar sólo es posible con la preparación permanente.

Para el profesor Roberto Rubiera, egresado del Centro y con 4 años impartiendo docencia actualmente, los frutos no pueden ser mejores.

“Los frutos han sido muy buenos, pero la falta de equipos y el ámbito laboral afectan mucho. No existen padrinos y los muchachos no encuentran donde hacer la pasantía. Sus estudios van bien avanzados, ayudan a los otros internamente, pero estamos totalmente solos”, explica melancólicamente.

De su lado, la profesora Delfinieves Batista, también egresada de la institución y con 4 años como maestra, dice que lo mejor de todo es que “me siento cómoda en cuanto a los jóvenes se refiere, pero al igual que Roberto, entiendo que la falta de equipo y materiales de trabajo, limita las competencias de los futuros egresados”.

Lo importante de ese nuevo camino que se han propuesto trazar en Gualey, lo expresan en los grandes murales, realistas y surrealistas,  que han plasmado en las paredes internas y externas del centro: juventud, coraje, estudio, tecnología, el barrio, la Revuelta de Abril, la familia, el medio ambiente, la niñez, la violencia intrafamiliar, el urbanismo, son algunos ejemplos de sus impresionantes obras.

A este esfuerzo se agregan otras con material reciclado de la comunidad.

Aunque muchos padres han intentado matarles la motivación “por ser una carrera que tiene poca salida y económicamente no es rentable”, este grupo de artistas no pierden la esperanza de que algún día alguien se interese por lo que hacen, no solo por sus lienzos, sino por la comunidad donde se destaca a grandes rasgos en los medios de comunicación cuando un joven cae víctima de las drogas o la violencia que está destruyendo la base social fundamental de toda sociedad: la familia.

“Nuestros trabajos son el fruto de la dedicación, el esfuerzo y el sacrificio. No tenemos apoyo o muy poco apoyo, nuestro taller carece de todo, de lo elemental, pero seguimos el buen camino, tal y como lo han trazado nuestros padres, los maestros y los directivos del centro que es nuestra segunda casa, aquí estoy feliz, todo lo que tiene que ver con el arte me hace feliz porque me gusta”, dice Martín de los Santos, uno de los jóvenes artistas más destacados del grupo.

Las herramientas son muy limitadas, pero con las mínimas existentes han podido capacitarse para ingresar a carreras universitarias como la arquitectura, la publicidad, fotografía, y además, involucrarse en el mundo productivo siendo solo bachilleres, pero preparados.

Otra de las participantes en el programa es Yobeidy Durán, quien se siente muy motivada en este grupo. “Me gusta el arte, me ha ayudado a desarrollarme como persona, mis conocimientos se han ampliado, puedo responder en clases con mucho más facilidad. De todo me encanta la pintura y la fotografía”, señala.

Este proyecto lleva un poco más de 15 años y los muchachos ingresan a la especialidad en el tercer año del bachillerato donde comienzan a dar sus primeros pasos, aunque en música se integran otros de años más bajos, sobretodo si tienen las competencias. Es el único politécnico en el país que tiene un taller en música y posee varias promociones, incluso una de ellas se fue casi completa al Itla a estudiar y son todos diseñadores gráficos con muy buenas calificaciones.

La profesora Nancy Segura Espaillat, egresada de la Facultad de Arte de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), funge como Directora de la banda de música y Coordinadora del área de Artes Visuales en el Santa Ana. Cuenta que cuando se inició la banda de música del Centro, “forme parte del profesorado, pero sin banda, solo había una guitarra, piano y flauta dulce, luego con el tiempo es que entran los instrumentos de viento y se forma la misma”.

En su caso, tiene que impartir docencia en lectura musical, rítmica y auditiva, también instrumental en 3ro. y  4to. de bachillerato y cuando aparece algún estudiante con las suficientes competencias de Primero o Segundo, lo integran a la banda de música como forma de motivarlo a seguir la carrera.

El pasado 16 de abril obtuvieron el segundo lugar en el Festival de Bandas de Música con representantes de todo el país en el Palacio de Bellas Arte, pero como “aquí no hay cultura musical ni del arte, se dificulta  que los estudiantes tomen la carrera, incluso los padres piden a sus hijos que no escojan esa carrera, porque además los equipos son viejos, obsoletos”, explica Segura Espaillat.

Finalmente, la señora Silvia Suero, trabajadora social, explica que “estos muchachos realizan un excelente trabajo, además de la higiene mental, levanta la moral del sector y es una forma de mostrar que el barrio no es todo negativo, hay creatividad, capacidad para modificar el entorno y ellos lo están haciendo¨, apuntó.

Por:

Nelson Sosa

Técnico Docente y Periodista 

Ver galeria de imágenes

Comentarios

¡Lo último!